jump to navigation

Pollo Asado 27 noviembre, 2011

Posted by ubanov in Segundos Platos.
Tags: , ,
trackback

El pollo asado es una cosa que a casi todo el mundo le suele gustar, pero poca gente lo cocina hoy en día en casa (por lo menos entre mis conocidos)… supongo que será por que existen multitud de pollerías en los que los asan y los venden para llevar… la gente que yo conozco se ha acostumbrado a tomar esos pollos entonces.

Hacer pollo asado en casa es muy muy sencillo, necesitas sólo pollo, sal y un poco de tiempo para que se ase.

Las ventajas que tiene hacerlo en casa son: vas a comprar generalmente un pollo mejor (como mínimo lo comprarás más grande, y si quieres puedes comprar uno de esos pollos alimentados con maíz, si de los amarillos, o incluso algo todavía mejor…); vas a tener un pollo echo a tu gusto y en su punto (pocas veces he encontrado un pollo de pollería que no estuviese seco… supongo que será la dificultad de no saber exactamente en qué momento van a llegar los clientes… si haces tu el pollo si sabes cuando lo vas a tener).

Los ingredientes para asar un pollo son muy muy sencillos, como he dicho antes:

  • Un pollo
  • Sal

Ni siquiera es necesario utilizar aceite, ni mantequilla, ni otras cosas raras. Para asar un pollo tampoco necesitamos un horno que tenga aparato para dar vueltas a un pollo, vale un horno normal con una fuente…

Las instrucciones son tan sencillas como, compras un pollo entero en el súper o en tu pollería favorita… Hoy en día se venden casi limpios, con lo que sólo es necesario quitarles alguna pluma que se haya quedado (suelen ser pocas), yo suelo cortarle también un poco la zona del culo del pollo… lo pasas por agua para limpiarlo un poco más (para quitarle un poco el “polvo”) y lo pones en una fuente que pueda ir al horno. No necesitas ni echarle agua, ni aceite ni nada.

El únicos “truco” que tiene el pollo son: echa la sal por toda la piel, y un poco por dentro ANTES de meterlo al horno.

Otra cosa que se puede hacer es poner primero la pechuga para arriba, de forma que cuando le des la vuelta y lo acabes la pechuga quede para abajo (así queda un poco más jugosa, aunque entonces la piel queda menos crujiente).

El horno lo precalientas a 180ºC (con ventilador y en la bandeja del medio), y cuando este caliente metes la fuente con el pollo durante 40 minutos.

Pasado ese tiempo le das la vuelta y cuando quieras acabarlo vuelves a tenerlo otros 40 minutos a 180º.

Entre el primer asado y el segundo puede pasar un tiempo. Yo de echo lo que suelo hacer es darle la primera vuelta antes de salir de casa (digamos que a las 10:00) y para el segundo programo el horno para que esté unos 40-45 minutos y que acabe para las 14:30… así según llego a las 14:30 lo tengo echo. (si llego pronto puedo esperar un poco y si me lío mucho y llego 20 minutos tarde tendré un pollo seco, al estilo de los de pollería :-()

Este es el que he hecho hoy:

El pollo anterior le he hecho una cosa más… cuando le he dado la vuelta le he puesto debajo un par de trozos de pan que tenía del día anterior. Los trozos de pan quedan impregnados de todos los líquidos del pollo y quedan muy ricos.

Si te gusta el sabor a limón le puedes meter dentro también un limón…. (esto yo sólo lo hago muy de vez en cuando).

Acompáñalo con unas patatas, o con un puré de patatas, o una ensalada… y tendrás el éxito asegurado.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: