jump to navigation

Caldo de pollo 12 diciembre, 2011

Posted by ubanov in Tecnicas.
Tags: ,
trackback

La base para muchas comidas suele ser los caldos. Los caldos nos aportan el sabor de otros alimentos. En este caso voy a daros la receta de cómo preparo yo el caldo de pollo, que luego suelo utilizar para hacer sopas, consomés, arroces, cus-cus, …

Los caldos de “carnes”, al contrario de los de pescado, se hacen mediante cocciones largas… lo bueno es que sólo necesitan ser atendidos al principio de la preparación…. luego se cocinan “solos”.

Los ingredientes para hacer un buen caldo de pollo son los siguientes:

  • Un chorretón de aceite
  • Una carcasa de pollo (con la piel)
  • Una cebolla en trozos (no hace falta que sean muy pequeños por la cocción tan larga)
  • Una copa de whisky
  • Un par de dientes de ajo
  • Un par de litros de agua de grifo

Opcionalmente puedes emplear otras verduras que tengas por la nevera, como pueden ser Zanahoria, puerro, champiñones, alguna hoja verde que tengas por la nevera (un cacho de lechuga, perejil)…

Si vas a hacer arroz yo suelo meter también a media cocción las alas y los muslos del pollo para que estén más blanditos (si los tienes todo el tiempo quedarían desechos).

Lavar el pollo y cortarlo en trozos.

Echar aceite en la cazuela y sofreír primero la cebolla (y el resto de verduras) y luego el pollo. Darle vueltas para freír el pollo por todos los lados.

Una vez que esté sofrito el pollo echar el whisky (si te gusta otra bebida puedes utilizar esa otra bebida… yo suelo usar mayoritariamente whisky y a veces brandy). Mientras se va evaporando el whisky ir despegando con la cuchara (de madera) lo que se haya ido pegando al fondo de la cazuela (el alcohol se va a evaporar por lo que se puede usar aunque vaya a ser para hacer comidas para niños).

Cuando se haya evaporado el líquido echar el agua y los dientes de ajo enteros y sin pelar (los puedes aplastar con un cuchillo para que den más el sabor).

Poner el fuego al máximo para que empiece a hervir rápidamente. Una vez que esté hirviendo bajar a fuego lento y tener unas 2-3 horas hasta que el líquido se reduzca a la mitad. En los primeros momentos puede aparecer una espumilla por la parte de arriba del caldo… si es así la quitamos con una cuchara (sin impurezas que pueden darnos mal sabor).

Una vez que se haya reducido a la mitad filtramos el caldo y reservamos para lo que queramos.

Os habréis fijado que no he dicho de echar sal, al caldo no se le echa sal hasta que vaya a ser utilizado.

Si lo guardamos en la nevera veremos que al quedarse frío, el caldo realmente es una especie de gelatina.

En la parte de arriba suele quedarse la grasa, que dependiendo de la preparación podríamos quitar….

Platos sencillos de hacer: le echas unos fideos y tendrás una elegante y sabrosa sopa… en lugar de fideos puedes utilizar verduras deshidratadas (por ejemplo, hay unos preparados de sopa juliana que a mi me gustan mucho)…. Un arroz de pollo con este caldo queda espectacular (que se lo pregunten a mis hijos!!! :-D)

Ej. cus-cus😛

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: